12 noviembre 2006

DIVAGANDO

Si la ciudad es un parque de atracciones yo debí perderte en la noria del tedio diario, en el mar de los coches locos, en las poco prácticas ralladas de mi tiovivo mental. Te debí perder aquella noche de la nube rosa, mientras comías distraída pensando en las mil maneras que había de dejarme, en el premio seguro que te esperaba, como en la piscina de patos, con una vida sin mi. Te debí perder aquella noche porque dejé que sonaran mis neuras, que como el pregonero de la muñeca chochona, mi cantinela desagradable te infectase los oídos. Probablemente fue por eso. O quizás esté sufriendo en vano y todo haya sido por puro proceso de evolución del marketing personal, ya se sabe, renovarse o morir. Yo fui tu payaso mientras te gustaron los payasos, y fui tu bufón mientras te hicieron gracia mis manías. Pero quizás un día apareció un mago con chistera, y como todo el mundo sabe, no hay chiste que pueda contra los polvos mágicos. Qué más da. A fin de cuentas yo no sabría cambiar según tu gusto, soy como esa máquina maldita que te adivina el futuro, sí, esa máquina en la que metes un euro, la mano y sólo escuchas lo que quieres oír: Soy feliz, no tengo miedo, vamos al cine lo que tú digas mi amor. Pero tú eres una niña caprichosa, no disfrutas con las carreras de camellos o con la tere y su tartana, no. Te gusta la velocidad, las curvas, y como en la montaña rusa, siempre quisiste que me subiera a tu vida sabiendo como sabes que me dan vértigo las alturas.

Qué cosas. Ahora que lo pienso, si la ciudad es como un parque de atracciones, mi piso, sin ti, debe ser lo más parecido a la casa del terror.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Bravo...

C.F

ana dijo...

Ahora sí: bravísimo!!!!

Anónimo dijo...

Pues no falta ningún "no", no señor.

Patatán.

Ale dijo...

eres mu güeno tio y perlitas como estas lo demuestran.

mmori dijo...

Buena alegoría. Mi vida se mueve entre el látigo y el barco vikingo, y la verdad es que ya ando bastante mareado...

Anónimo dijo...

Tremendo...
dice un grupo ex grupo de rock argentino:
"las minitas aman los payasos y la pasta de campeón"...no sé si entenderás el lunfardo...pero bueh. Espero sí.
Un besote!
laura