08 septiembre 2005

QUE NO OS ENGAÑEN

Porque existe un pasado
de balas contra carne
Y un presente olvidadizo
De víctimas y verdugos
Que no os engañen las canas.
No sucumbáis al cinismo
de ciertos viejos amables,
risueños, sádicos abuelos
con tierra en los bolsillos
de las fosas que abrieron.

Ni hay locura en sus ojos
Ni perdón en sus pensamientos.
Las leyes de punto y final
No las votaron los muertos.


A Estrella, por su consejo.

1 comentario:

Juan Antonio Bermúdez dijo...

Pues na, que ya está visitada y enlazada tu bitácora. Muy bueno el poema sobre Allende. Y muy chulo el diseño de tu blog, muy fácil de leer. Nada, seguiremos practicando el método Spasmos.