30 enero 2005

PSICOFONÍAS

Un parque cualquiera, 6.45 a.m. Ruído, botellas y alguna conversación.
…..

-¿Te acuerdas de Inma, la rubia del Instituto?
Coño, me acuerdo hasta de los apellidos, Maria Inmaculada Sánchez Guzmán… como para no acordarse.
-¿Qué fue de ella?
Ni idea, no la veo desde hace siglos, ¿por?
-No sé, me han entrado ganas de saber de ella…
A mí de tirármela, no te jode…
-No, en serio, es en general. Últimamente cada vez que bebo se me vienen a la cabeza cosas de hace muchos años… Gente del Instituto, nuestros primeros ciegos… Laura…
Ya, eso le comentaba a Nacho el otro día. Nos está pasando cada Sábado. Terminamos hablando de dibujos animados, del Instituto, de las fiestas de fin de año… parece como si de un tiempo a esta parte no ocurriera nada bueno.
-Yo tengo una teoría… Quizás estamos cerrando una etapa, no sé, como si el cerebro estuviera compactando la memoria... son tiempos de cambio, ¿no?
Quizás… ojalá sea eso.
-¿A qué te refieres?
Nada, paranoias mías
-No, en serio…
Creo que puede ser peor. A veces pienso que en vez de cerrando una etapa estamos abriendo una herida…
-Ya… échame un cubata anda, que es muy tarde.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

ahí, ahí. Abriendo heridas.

javierdebe dijo...

Mmmm...harto de rumiar la idea, no? Por fin salió.
Me ha gustado y no sé porqué pero me identifico plenamente (con la Rubia, claro).
Oye y ¿no puede ser que estemos cerrando una herida y abriendo una etapa???? En cualquier caso ya te lo comenté: Esa apreciación es genial por tu parte.
Espero ya el próximo post.

Carlos Fernandez dijo...

ay... como me gustaria recordar a la rubia del instituto, de madrugada, con Nacho y contigo, heridas màs, heridas menos...